2 BABÚ | 2 MINGUS | 1 ALTO DE SAN ESTEBAN | 1 A PONTE VELLA -PORTES INCLUIDOS-

€41.65

BABÚ vino blanco:

Elaboración: Este tipo de vino se elabora de las variedades Godello, Doña blanca y Jerez; todas las uvas proceden de viñedos centenarios o casi centenarios que oscilan entre 80 y 100 años. La uva se lleva a la bodega, se despalilla y el mosto resultante del prensado se introduce en depósitos pequeño de inox para su fermentación. La fermentación dura aproximadamente unos 20 días y para ello se utilizan levaduras procedente de la propia uva, no se añaden levaduras industriales. Una vez terminada la fermentación procedemos a su clarificación, mediante decantación y trasiegas periódicas sin utilizar ningún tipo de filtro; con esto conseguimos un vino muy complejo.

Cata BABÚ: Es un vino fresco con un final un poco goloso. Este final goloso es la aportación del Jerez a la mezcla dado que la Valenciana y el Godello le aportan frescura y más acidez. Su color es un poco amarillo pajizo aunque denota mucha claridad y limpieza; su aportación en copa es una lágrima importante dado a la no utilización de filtros. En nariz ofrece mucha frescura, principalmente aromas cítricos y finales dulces.


MINGUS vino tinto:

Elaboración: Este vino se elabora 100% de la variedad Mencía muy característica del Bierzo. Procede de viñedos centenarios o casi centenarios que oscilan entre 80 y 100 años. La uva se lleva a la bodega, se despalilla y se introduce en depósitos pequeños para su fermentación, que dura aproximadamente 9 días y para la cual se utilizan levaduras propias de la uva. Nunca se utiliza levadura industrial.
Después de la fermentación se procede al descube y posterior prensado; una vez prensado se introduce en depósitos para su decantación y clarificación sin utilización de ningún tipo de filtro.

Cata MINGUS: Es un vino joven que muestra toda la fuerza y acidez tan característica de la uva Mencía, su color es rojo cereza con tonos brillo detonantes de la propia acidez. En boca es un vino muy intenso con aromas finales a fruta silvestre, en copa detona su lágrima intensa y su brillo característico. En fase olfativa detona sus aromas a frutas silvestres anteriormente descritas y su característica acidez.


ALTO DE SAN ESTEBAN:

Elaboración: En este tipo de vino utilizamos nuestras viñas más altas y soleadas, para conseguir un vino único. Las viñas oscilan entre 80 y 100 años con una altitud que ronda los 700 a 800 metros. Las uvas que utilizamos son de la variedad Mencía en un 100%, las llevamos a la bodega para despalillar y fermentar con levaduras naturales, a continuación lo decantamos y clarificamos durante un año en depósitos de inox. Cuando tenemos el vino limpio lo introducimos en barricas de roble francés durante 12 meses para su crianza.

Cata ALTO DE SAN ESTEBAN: Es un vino de una alta graduación con 15 grados de alcohol, aunque increíblemente cuando se degusta no notamos esa intensidad, sino que es muy suave y delicado. Su color es rojo cereza un poco apagado debido a su crianza, en copa tiene una lágrima muy poderosa dado a su graduación. En nariz encontramos infinidad de aromas desde fruta más madura a aromas procedentes de la madera.


A PONTE VELLA:

Aquí estás: "A Ponte Vella". Quizás no seas nuestro mejor vino o quizás sÍ; pero sin duda eres el más trabajado. Trabajado porque procedes de la recuperación de viñas. Viñas que estaban dando su último aliento de vida, algunas con hasta 6 años de abandono...

Y después de tres años de duro trabajo, eres su primer fruto. Fruto que al principio pensamos que no darías la talla. Y nos equivocamos. Equivocarnos es de sabios (dicen), pero en tu primera analítica gritaste que no eres un vino normal, que eres algo más. Que volviste del abandono para recuperar tu sitio. Ahora miro atrás y pienso que igual es el agradecimiento de esas viñas por evitar su muerte, o igual no... La cuestión es que te merecías algo especial y lo hemos intentado.

Te hemos puesto nuestro mejor y nuestro más trabajado diseño para una edición limitada de 1500 unidades numeradas porque te lo mereces y nos lo merecemos. Llevas la imagen de un puente, pero no la de un puente normal; el puente que unía Congosto con Cubillos del Sil. El puente, como tú, procedéis del abandono, tú recuperaste tu sitio y el puente lo recupera cada vez que bajan las aguas o se acuerdan de él. No podías tener otra imagen porque eres el puente de unión de dos uvas tan distintas: La Blanca y la Tinta creando algo muy delicado. Aunque no bajen las aguas, los lazos de unión seguirán durante el tiempo como las viñas que fueron plantadas por nuestros ancestros.

Si no sabes de dónde vienes nunca sabrás a dónde vas. Esto es un pequeño resumen de como surgiste.